miércoles, 13 de agosto de 2008

Hagamos un nuevo APEC

A propósito de visitas y visitantes

De los orígenes de Cayaltí, mucho se discute, que si proviene de Cajalti, que si fue creación de los Aspillaga o que, como otros se aventuran en asegurar, fue recinto de muchas culturas que habitaron nuestro no conquistado territorio. Pero algo de lo cual muy pocos, casi nadie, se atreve siquiera murmurar es que Cayaltí muestra vestigios de haber recibido a otros ilustres visitantes. Ellos queriéndolo o no, se encargaron de dejar un muy graficador registro de su arribo a estas tierras lejanas. Y no se trata de trotamundos o errantes en busca de nuevos asentamientos, claro que no, me doy la licencia de asegurar que tuvieron planes que colindan más con la propuesta expansionista.
Estas muestras las podemos hallar enclavadas, o dicho correctamente, dibujadas entre los cerros que protegen a esta dulce ciudad. Este tipo de visitantes sí que sabían retratarse o dejarse retratar, se preocupaban en que quede muy claro que poseían antenas, que tenían la fuerza como para matar una animal más grande que ellos y, sobre todo, que alguna vez volverían en esas grandes cajas voladoras.
A los escépticos que ya deben estar lapidando este texto, les invito visitar las elevaciones rocosas que abrigan a Cayaltí, que por cierto no esta muy lejos, y si quieren hacerlo más rápido y recibir una mejor explicación; sólo deben concentrarse bien; quien quita, y nuestros vecinos espaciales entren en contacto telepático con ustedes. Quizá y podamos tener el próximo año una nueva cumbre, pero esta vez ya no sea sólo circunscrita en Asia-Pacífico; puede que tengamos un Foro Vía Láctea-Andrómeda o un Foro Vía Láctea-Draco. Lo bueno es que ellos no necesitan de tréboles para llegar.

P.D.
Mientras escribía este brevísimo ensayo, alguien me tildó de loco. Ahora él ya goza de una reconfortante abducción.

GIANCARLO PAREDES GARBOZA
Conductor Primera Edición Chiclayo
Conductor Parada Norte
AMERICA TV