viernes, 3 de septiembre de 2010

MILSHAKE DE CHOCOLATE

Mañana fría de miércoles (literalmente), enchompado, poco presentable, apurado y con un objetivo por cumplir. Antes, un accidente de tránsito llama mi atención, me dirijo hacia mi destino, no estaba quien quería ver. Espero, me aburro, bajo las escaleras, me pregunto: ¿espero?; salgo a la calle, también había salido el sol; siento una mirada, mi día se ilumina, estaba ella; no quien debía esperarme, sino quien ni me esperaba ver.
Cruzó la calle, sonrió, me alegré, holas y besos, -un abrazo pues!!!, claro dije.
Era mi rosita de ébano, mi noche húmeda...sorry por el "mi" reiterativo, es que así es.
Un calor insoportable, ¿sería el clima loco? Lo cierto es que mis ojos parecían scanners, registrando todo en ella, estaba linda, muy linda. Paréntesis, llegó quien debía llegar, me atendió, -¿te espero?, ¡¡¡¡claro que si mi rosita!!!!.
No escuché mucho a mi amiga, bajé casi corriendo. Estaba ella, su figura se dibujaba con el sol bendito, hermosa.
Vamos a comer le dije -quería comerla a besos- pero ya está claro que somos sólo amigos , di amigaaaa!!!.
Caminamos, hicimos muchas cosas, la acompañé a unos lugares muy públicos y neutrales, evidentemente no quería yo eso, no importa, ya estaba a su lado después de 8 años, oliéndola, viéndola...así de carnal...
Ingresamos a un cafetín, yo no tenía hambre, no de comida al menos.
Charlamos, charlamos y charlamos...me gustó la conversa, me distrajo, la conocí más, quiero tenerla, no puedo tenerla. Mi cerebro vuela, mi cuerpo no puede hacerlo (sobrepeso)
No lograba sostenerle la mira sin recordar tantas cosas, ambos felices de vernos, reíamos, callábamos, pensábamos en todo y en nada, está muy linda, ya se me ha de pasar la impresión.
Ella tenía frío, no tomé mi jugo, era de fresa, con leche, con ella al frente, conmigo enamorado del pasado, silencios cómplices ¿de qué?...de nada...de nada le dije al cajero que me enyucó 10 soles cincuenta, valían la pena, valían mucho...era mi pasaje...jajaja
Caminamos otro tramo, hacia su paradero, más recuerdos, me quería subir al mismo carro y seguir a su lado; recordé...¡¡no tengo pasaje...misio!!...pero feliz de estar en ese momento, en ese espacio...con ella y sin plata.
Nos despedimos, como no lo hicimos hace 8 años, te llamo (mentira no tengo crédito)...subió, di media vuelta, mano al bolsillo, así se ve mejor, como contando las monedas para el pasaje...nos perdimos en el horizonte...
Así transcurrió esa mañana, todo rápido, confuso pero hermoso, mezclando sentimientos, batiendo recuerdos, endulzando mi vida...eso fue...un milshake de chocolate...de nada mi Rosita, imagino te gustó el milkshake...eso fue lo que pediste...te lo regalé.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Raime:muy bonito, muy pero muy bonito
Pilly

Anónimo dijo...

Raime:muy bonito, muy pero muy bonito
Pilly

Anónimo dijo...

me encanta

Anónimo dijo...

bacan, mejoraste bastante respecto a tus post anteriores...!!!
firma: maic

Anónimo dijo...

me sorprende que una "rosita de ébano" pueda ocasionar todo eso y después de tanto tiempoooo... está chévere! ... caramelo