miércoles, 12 de diciembre de 2012

Del cine, el fútbol y sus vicios.

Corría el año 2003, mi objetivo de alejarme de ti había funcionado. Quizá no del todo, pero servía de alivio. No verte. no saber nada de ti. En ese afán por borrarte de mi pensamiento, empecé a pensar en darme una oportunidad. En buscar la suplente que haga los amagues más caletas, que no me meta autogoles y que no pida tiempo cuando está ganando. En el trabajo me dijeron que el pago de aquel mes laboral sería saldado con entradas al cine. Bueno, a esas alturas de la vida, todo es bueno en cuanto no sea tan malo y más si uno es calichín. Regresaba a mi casa con los benditos boletos para un viejo cine ahora extinto, el colectivo estaba lleno. A mi costado viajaba una chica, algo flaca, algo pálida; bueno estaba en algo. Hice un amago de coquetería mas no se dio por aludida, fue entonces cuando decidí ir de frente, sin roche y al balón con los toperoles en alto... -Hola! -Ehh... hola? -¿quieres ir al cine? Así inicié esta relación que se prolongó por algunos meses. En el trayecto hacia su casa, debía preguntarle su nombre, la hora que podía volver, y si realmente había aceptado porque deseaba ir o porque solo quería sacarme de encima. quitar mi marca férrea. Fui a la universidad, fanfarroneé ante mis amigotes, unos no creyeron otros tampoco. Llegada la tarde fui puntual a la vivienda de ella, de esa chica que lloraba por un ángel y pensaba no merecerse nada en la vida. Salió en pijama, no me había creído. Foullll... tiro libre por izquierda: -Voy a cambiarme. ¿me esperas? -claro, si quieres te ayudo (eso lo dije suavecito, casi sin decirlo. ella no escuchó, como mentada de madre al árbitro) Tomamos un carro rumbo a la pantalla grande, a la previa. El título de la película fue algo como: "Virus", de la trama ni me pregunten, pero de mi trama si les puedo contar que inicié una conversa un tanto confianzuda, medio salvaje, medio animal a lo Puma Carranza, de cuchilla. Ella estaba a la altura, se portó bien. Muy bien he de decir. Nos besamos. la besé. la película avanzaba sin que le preste atención. Terminó, al fin. La llevé a mi casa. para qué describir lo que hicimos en la alfombra, si basta con resumir que le besé hasta la sombra... y un poco mássssss. Arjona sonaba en el carro que nos llevaba al paraíso, a la primavera... Al día siguiente hicimos nuevamente el amor. nos salía bien, nos gustaba hacerlo. una vez más... hasta que le dije que la quería, que la amaba... grave error... acción fuera de juego.... banderín en alto. No quería estar en mi equipo de a dos. había sido fichada por otro. no tuve su carta pase. ahora diez años después, juega en otras ligas, quizá mayores, pero ya no en mi torneo, por ahora no. Después de algunas pichangas, de algunos campeonatos relámpagos entre nosotros, la química cambió, la película se veló. las luces se apagaron en el coloso de la avenida del deporte. Te saludo en este día especial para ti morena. Nunca claudicaré en la loca idea de escuchar de tu boca que alguna vez me amaste. o me quisiste. o tuviste cariño, amistad. algoooo. pero por Dios!!! dime que sentiste algo más que placer... yo si...

martes, 7 de septiembre de 2010

te convertiste en pecado

Todo estaba muy bien. Mientras jugaba un partido de futbol recibí tu invitación a salir, habría sido mejor no ir. Hasta el cine todo iba muy bien, la película no invitaba a nada más...
-vamos a bailar...
-claro, si lo que quiero es bailarte...

Subimos a un lugar algo rústico, nada del otro mundo. no estábamos solos, el trago que pedí estaba más frío que mi trasero, además costaba caro, ya me imaginaba regresar otra vez a pie a mi casa; pucha cómo hace el chato Iván para mantener a tres mujeres, sin duda es mi héroe. Conversamos nuevamente de varias cosas, nuestros acompañantes tenían su propia charla, mis ojos giraban rastreando todo el lugar, nos estarán mirando? ojalá que no...Hasta que de pronto...
-hola mi chamo, te tomo una foto?
-noooooooooooooooooooooo... me friegas
-ok mi chamo, entiendo (guiñó el ojo)

En qué estábamos?... ya recuerdo!... en llevarte a la luna (así se llama el hotel de la vuelta), disculpa mi acaloramiento, algo de licor tenía la limonada que nos trajeron... empecé a aburrirme, ya conversábamos de pavadas, nada emocionante, ya ni sabía cómo mirar mi reloj...
-y si mejor bailamos...
-eso me gusta- respondí
-ya pasemos a la disco...

Lo que nadie me dijo era que estando dentro tendríamos que pagar un extra por cruzar la puerta de la disco que estaba dentro del local mismo...no joroben...30 soles...más barato sale comprar un cd remixmixmix y un ron Cancún...esa es juerga, yuuuuu!!!
Pagué las entradas, cual maridón, ya no sólo me había quedado sin pasaje ese día, sino que la semana entera, ni modo la finta cuenta.
La música hasta el perno, la compañía estaba embriagada, bailábamos salsa con pasos de tango y algo de cha cha chá. Pero que delicioso se sentía su respiración en mi cara, su pecho anclado al mío...mierda nos están mirando!!!
Vamos ya!, esto no puede ser, mi mamá no me deja llegar tan tarde, mañana tengo examen, ya no hay combi a esta hora...vamossss!!!
La pasé muy asustado, demasiado para mí, ya no puedo darme esos lujos...ahora que invento en casa...ya lo tengo: amor este...eh...yo...

domingo, 5 de septiembre de 2010

Huele a peligro...la previa

no quiero pecar de fanfarrón pero este pechito todavía tiene su jale, mi rosita llamó y quería que nos encontremos, la idea obviamente estaba muy buena tanto como ella.
cuándo, a qué hora dónde, ok, no te preocupes......no fallaré, es un trato. ok nos vemos chao.......
corté la llamada, es increíble, mi rosita quería verme, yo entusiasmado, claro que quiero verla. ok, me calmé, pensé, tengo que buscar fichas, tengo que bañarme, pucha no importa, ni modo hay que impresionar, al menos en la segunda vez. que floro meto en casa, trabajo, no!!! es viernes!!!, amigos, tampoco, se delatan muy fácil......
-hola Harvy, cómo estuvo la película que fueron a ver con el gordo anoche?
-película?...ahhhh, claro película.si, si muy buena, que miedo, unas escenas fuertes
-pero si fueron a ver Plan B con jennifer lopez....


asi de simple caen...volvamos al tema, ya me encontraba en pleno camino hacia lo desconocido, sabía que algo iba a pasar, hola cómo estás(buena), vamos a algún lado(al hotel), quieres tomar algo? (a mí), quieres comer algo?(a miiiiii).
Rose quería ir al cine, pero no estaba sola, fue con su mejor amiga, bueno sola sola no puede ir...ingresamos al cine y vimos una película que habría sido más del agrado de mi sobrina de 13 años...si, vimos Plan "B"
la noche daba para más, fuimos a un karaoke de estilo rústico, todo normal. luego de probar unos traguitos dimos rienda suelta al esqueleto y fuimos a bailar esa ya es otra historia....que se las contaré líneas abajo.

viernes, 3 de septiembre de 2010

MILSHAKE DE CHOCOLATE

Mañana fría de miércoles (literalmente), enchompado, poco presentable, apurado y con un objetivo por cumplir. Antes, un accidente de tránsito llama mi atención, me dirijo hacia mi destino, no estaba quien quería ver. Espero, me aburro, bajo las escaleras, me pregunto: ¿espero?; salgo a la calle, también había salido el sol; siento una mirada, mi día se ilumina, estaba ella; no quien debía esperarme, sino quien ni me esperaba ver.
Cruzó la calle, sonrió, me alegré, holas y besos, -un abrazo pues!!!, claro dije.
Era mi rosita de ébano, mi noche húmeda...sorry por el "mi" reiterativo, es que así es.
Un calor insoportable, ¿sería el clima loco? Lo cierto es que mis ojos parecían scanners, registrando todo en ella, estaba linda, muy linda. Paréntesis, llegó quien debía llegar, me atendió, -¿te espero?, ¡¡¡¡claro que si mi rosita!!!!.
No escuché mucho a mi amiga, bajé casi corriendo. Estaba ella, su figura se dibujaba con el sol bendito, hermosa.
Vamos a comer le dije -quería comerla a besos- pero ya está claro que somos sólo amigos , di amigaaaa!!!.
Caminamos, hicimos muchas cosas, la acompañé a unos lugares muy públicos y neutrales, evidentemente no quería yo eso, no importa, ya estaba a su lado después de 8 años, oliéndola, viéndola...así de carnal...
Ingresamos a un cafetín, yo no tenía hambre, no de comida al menos.
Charlamos, charlamos y charlamos...me gustó la conversa, me distrajo, la conocí más, quiero tenerla, no puedo tenerla. Mi cerebro vuela, mi cuerpo no puede hacerlo (sobrepeso)
No lograba sostenerle la mira sin recordar tantas cosas, ambos felices de vernos, reíamos, callábamos, pensábamos en todo y en nada, está muy linda, ya se me ha de pasar la impresión.
Ella tenía frío, no tomé mi jugo, era de fresa, con leche, con ella al frente, conmigo enamorado del pasado, silencios cómplices ¿de qué?...de nada...de nada le dije al cajero que me enyucó 10 soles cincuenta, valían la pena, valían mucho...era mi pasaje...jajaja
Caminamos otro tramo, hacia su paradero, más recuerdos, me quería subir al mismo carro y seguir a su lado; recordé...¡¡no tengo pasaje...misio!!...pero feliz de estar en ese momento, en ese espacio...con ella y sin plata.
Nos despedimos, como no lo hicimos hace 8 años, te llamo (mentira no tengo crédito)...subió, di media vuelta, mano al bolsillo, así se ve mejor, como contando las monedas para el pasaje...nos perdimos en el horizonte...
Así transcurrió esa mañana, todo rápido, confuso pero hermoso, mezclando sentimientos, batiendo recuerdos, endulzando mi vida...eso fue...un milshake de chocolate...de nada mi Rosita, imagino te gustó el milkshake...eso fue lo que pediste...te lo regalé.

martes, 31 de agosto de 2010

Menudo pecado

Volví a verte después de mucho tiempo, te vi desbordante de alegría, con esa simpatía que tus ojos se dedican a repartir. Tu silueta sinuosa y provocadora me atrajo de inmediato, resistirme sería vano.
Quería tomarte entre mis manos, deslizar mis dedos por tu húmedo cuerpo, palpar tu tiritar y poder saborearte una y mil veces más. Tu color se ha tatuado en mis brillosas pupilas de tal manera que hasta la niña de mi ojo derecho está celosa ante tu belleza. ¡Caray! sí que estabas muy interesante, muy tú.
Yo en unas fachas que para nada me hacían merecedor de tanta gracia; trataba de ocultar mis sobrantes partes, no podía presentarme ante ti de esa manera, pero no había marcha atrás. Ya estábamos ambos en ese momento, solos, pero rodeados de todo el universo que nos daba la espalda cual cómplices de este pecado, dulce pecado.
Sonreíste iluminando la mañana, empecé a temblar, quería tomarte ya. Pero con cautela, como que van mejor las cosas. Charlamos, parecíamos dos adolescentes nerviosos de las miradas ajenas, de aquellas personas que desaprobarían este hechizo. Pensé en llevarte a otro lado, pensé poder ocultarme y deleitarme con tu hermosura, con tu sabor natural (a veces ácido pero muchas veces azucarado).
Soy un cobarde, no me atrevo a asirte, a poseerte, a arrancarte de ese lugar frío. Pues temo que esto pueda acabar de la peor manera, temo que acabe por arruinarte y hacerte perder ese encanto. Soy honesto en aceptar que mejor ha de ser que no te posea, mejor te dejo en esa vitrina fría y yo guardaré en mis adentros la pecaminosa idea de haberte hecho parte de mi, de haberme alimentado de tu verdor; mejor te digo adiós, ¡adiós mi dulce HELADO DE LIMÓN!

lunes, 25 de mayo de 2009

Perdí mi rosita de ébano

Gracias bendito internet por haberte cruzado en mi camino; gracias, ya que por ti pude rencontrar a alguien que fue muy importante en mi vida. Para quienes no sepan a lo que me refiero les contaré una novela de gitanas y monumentos de ébano, de partidas sin despedidas y de cuartos de alquiler.
...corrían los inicios de un nuevo milenio cuando esta historia empieza a tomar forma. Rosita era una chica linda como noche de primavera, húmeda como parque en invierno. Tenía el candor de una playa en verano; pero me dejó triste como hoja en otoño.
Y ese fue su único defecto, no haberse enamorado lo suficiente de mi, no haberse dado cuenta que me abandonaba en el olvido de miles de kilómetros, y que nunca se despidió.
Yo pude haberla esperado tal como ella lo hizo cuando la dejé plantada por quedarme a ver a unos payasos, yo habría alquilado no sólo un cuarto sino la tierra entera para ella, todo por ella.
Pero la historia giró al revés, yo era el jardín que lloraba por la rosa arrancada, por la flor que no dejaron crecer. Ahora ella se llama Rose, vive cruzando los coyotes, y aunque regresa de cuando en vez a mi vera, ya no camina sola.
Adiós Rosita linda, que te fuiste a perfumar otro huerto, que ya diste fruto y muy pronto darás uno más. Me quedo con tus manos oscuras, me quedo con la alegría de aquellos payasos, me quedo con tus abrazos en mitad de un parque. Que suerte que ya no creo en gitanas, ni siquiera ellas podrían haber vaticinado que volvería a ver a mi Rosita de ébano.

lunes, 2 de marzo de 2009

titulares para esta semana

Empieza la semana con una reprimenda por algunos errores, que deberían ser compartidos, pero que siempre necesitan de responsables individuales. Quejas por aquí, reclamos por allá; un lo siento de aquel, un te advierto de él...en fin una fila de palabras que no sirven de mucho cuando no mejoramos ni los unos... ni los otros, cuando no hay soluciones importantes a problemas realmente importantes. En esta cuestión hay otras cosas que deben ser primordiales, temas que verdaderamente harían que la situacón mejore. Entrar en detalles es entrar en problemas, o en todo caso, ventilar problemas que sólo se deben resolver en casa..apropo, ¿esto es una familia?...¿quién es el papá?...¿tenemos papá?...bueno lo curioso es que nadie quiere convertirse en hijo pródigo..nadie se atreve...existió uno, pero falló al no convertirse en un caudillo, sólo se fue y así pasó todo..¿quién le sigue?